El CO2 se expresa en ppm (partes por millón), se recomienda un valor límite de 1000 ppm para un clima interior saludable. A partir de 1200 ppm, el clima interior es realmente insalubre y se requiere ventilación inmediatamente. La humedad del aire también es importante. El aire demasiado seco irrita las vías respiratorias y el aire demasiado húmedo puede provocar moho. La humedad del aire se expresa en rh (humedad relativa), se recomienda procurar un porcentaje de humedad entre el 40% y el 60%.

Un clima interior insalubre puede causar los siguientes problemas de salud:

    • Dolores de cabeza, fatiga y somnolencia (que suelen aumentar durante el día);
    • Irritaciones de las mucosas y otras molestias inespecíficas;
    • Comunicación de enfermedades infecciosas que conllevan un aumento de las bajas laborales;
    • Aumento de la incidencia de las alergias;
    • Aumento del riesgo de ataques de asma.

Plan de pasos para un aire interior saludable

      1. Conciencia

Tome conciencia del clima interior. ¿Cuál es el contenido de dióxido de carbono en el aire? ¿El nivel de humedad es el adecuado? ¿Cómo es la temperatura? Tras la medición, se pueden tomar medidas específicas.

      1. Actuar

¿El valor de ppm en la sala es rápidamente alto? Ventile más y haga revisar la ventilación existente. Puede ser una cuestión de limpieza y algunos ajustes menores. Por ejemplo, abrir las ventanas y las puertas o poner los sistemas de ventilación en un ajuste más alto.

      1. Monitor

Controle el clima interior a diario. Esto permite actuar rápidamente cuando el clima interior cambia negativamente.